viernes, 28 de abril de 2017

¿Y el festival del siglo de oro?

SIETE AÑOS DE AUSENCIA DEL FESTIVAL DE TEATRO DEL SIGLO DE ORO ESPAÑOL

Hasta trece llegó a ser el número de obras de Lope de Vega, Calderón de la Barca, Juan Ruiz de Alarcón, Miguel de Cervantes y otros autores que solían ser representadas durante el Festival de Teatro del Siglo de Oro, un evento que llegó a Chihuahua, Delicias, Camargo, Guadalupe y Calvo,
Cuauhtémoc y Valle de Allende.

 Entre algunos de los beneficios generados por este Festival, además de disfrutar de obras de grandes dramaturgos, estuvieron la difusión de textos clásicos en lengua castellana, el acceso a la cultura y la formación de público. Generaciones de jóvenes de preparatoria, como parte de la audiencia frecuente, fueron introducidos en las artes escénicas con este tipo de teatro y son ellos quienes emiten sus comentarios referentes a este Festival: “al principio iba por obligación, después porque me gustaba”.

Auspiciado año con año por el Gobierno del Estado de Chihuahua a través de su Instituto de Cultura, es aproximadamente desde el 2010 -coincidiendo con la fallida administración de Fermín Gutiérrez- la desaparición de éste y otros importantes programas culturales. El Festival de teatro del siglo de oro sigue brillando por su ausencia, aunque no así en ciudad Juárez donde una instancia municipal permite la continuidad del que ha sido referido en medios de Juárez como “uno de los eventos culturales más antiguos y tradicionales”.

Convocado originalmente por el parque El Chamizal en El Paso, Tx, la cercanía geográfica ofrece un considerable ahorro en inversión y logística para la expansión de este festival que tanto en Juárez como en El Paso va ya en su emisión número 42. Este año estuvo albergando a artistas de la talla de Mario Iván Martínez, así como a grupos de teatro universitario y a compañías profesionales mexicanas e internacionales.

En medio de nuestro desierto cultural la gira del Teatro del Siglo de Oro Español ha sido durante muchos años un pozo de agua fresca. ¿Cuánto tiempo más tendremos que esperar para recuperar este Festival en nuestro estado?  Esperemos que las dirigentes de cultura -estatal y municipal- de Chihuahua, así como los de distintos municipios, retomen un proyecto tan relevante como éste y que el público chihuahuense tenga acceso nuevamente a estos espectáculos.


sábado, 15 de abril de 2017

Via crusis: representaciones a través de tres siglos

Iztapalapa 2017. Página ciudadana


Catorce son las estaciones que comprende la práctica cristiana en torno a episodios de la pasión de Jesucristo; una práctica piadosa para la que santos como la madre Teresa de Calcuta han escrito oraciones. Esta experiencia ha sido descrita por Antonio Izquierdo, L.C. como “recuerdo, memoria histórica, enlace amoroso con aquel primer Vía crucis que, desde el pretorio del gobernador romano hasta el monte Calvario, recorrió Jesús de Nazaret...”

Aunque se trata de una devoción muy antigua que bien puede datar de la segunda mitad del siglo XIX, la tradición atribuye las primeras representaciones del Vía crucis asociadas a peregrinaciones ya sea al Monte Kolitza pidiendo a San Roque librar a los pobladores de las pestes de la época o en el Cerro de la estrella, donde sus habitantes invocaron las imágenes de Cristo veneradas en las ermitas de la comunidad, también bajo la preocupación de epidemias que amenazaban familias enteras en 1833. Cuenta la historia que la mortandad por cólera cesó; las representaciones iniciaron y han recorrido ya tres siglos.

En Iztapalapa inicia con la bendición de palmas el domingo de ramos y continúa el jueves Santo emulando la última cena, el lavatorio, la oración en el Huerto de los Olivos y la aprehensión.  El Viernes Santo se sigue con el juicio e  inicia el trayecto que presenta las tres caídas hasta el Calvario.  La versión española arranca la noche del jueves santo con la escenificación del juicio y última cena continuando con el resto al día siguiente. 50,000 espectadores verán este último trabajo de siete meses de ensayos de 350 son personajes. Amabas presentaciones, una en el Estado de México y otra en la región Vizcaína, son distintas año con año y forman parte de las representaciones más grandes celebradas cada año.