viernes, 3 de marzo de 2017

Samy Blanco: Arte y diseño



Diseño: Samy Blanco
La creciente frecuencia de actividades artísticas constituye uno de los factores primordiales que generan el despunte de creadores locales que buscan especializarse en su quehacer en el ámbito en que se desarrollan.  

Uno de estos ejemplos es Samuel Blanco. Oriundo de Cuauhtémoc, Chihuahua (1982), inició su aprendizaje de forma cotidiana en el taller en donde su madre elaboraba disfraces. Lo que más le atraía en ese entonces era “el poder crear algo… la combinación de texturas y colores”. Imaginar una pieza y pensar en el proceso creativo que lleva al resultado de esa creación fué lo que desperto su deseo de ser diseñador.

 Exploró diversas disiplinas como el dibujo, la pintura y escultura,  experiencia que recomienda, ya que lo llevó a ser un creador mucho más completo y versátil.




Samuel Blanco se define a sí mismo como un artista, admirador de los diseños que “más que hacer ropa, - crean - arte en cada una de sus piezas”. Sería en 2015 cuando decide inscribirse en el certamen Elle México Diseña, siendo uno de los seleccionados para audicionar en la región noroeste. Esta breve participación reforzaría su propia imagen como un diseñador con innovadoras propuestas.

Samy Blanco
Con el naranja como su color favorito además de una diversidad de materiales y texturas a elegir según la pieza a elaborar, continuará ejecutando piezas para certámenes de belleza, grabaciones y publicaciones diversas.  El portafolio de Blanco cuenta con imágenes de fotógrafos y modelos internacionales y varios de sus diseños han sido publicados en afamados medios, como la revista italiana Vogue, en su versión digital.

Sobre las circunstancias de carencia de apoyos hacia los artistas en formación por parte de las instituciones, considera que los tropiezos constituyen lecciones de las que se puede “aprender bien de ellas para que en verdad te sirvan para ascender” y aconseja a quienes desean dedicarse al arte el  “hacer las cosas con mucha pasión”.