viernes, 31 de marzo de 2017

Día mundial del teatro



Esta conmemoración tiene lugar cada año y es convocada por el Instituto Internacional del Teatro (ITI), organismo adherido a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Celebrado por vez primera el 27 de Marzo de 1962 - fecha de la inauguración de la temporada del Teatro de las Naciones en París-, el día mundial del teatro cuenta en cada emisión con un manifiesto por una figura relevante que en este año corrió a cargo de Isabelle Huppert quien comentó: “En 55 años soy la octava mujer a la que se le pide pronunciar un mensaje”. La actriz francesa mencionó parte de sus acompañantes al recinto: Medea, Fedra, Blanche Dubois… todos ellos personajes que interpretados o disfrutados como espectadora, parecieran haberse ido al término de una función, pero que en cambio enriquecen su vida mediante la universalidad del teatro que transporta a realidades, en ocasiones cotidianas y en otras distintas o lejanas.

La forma en la que el teatro sigue vivo al nutrir espectáculos contemporáneos o reviviendo a los clásicos fue otro de los puntos en su discurso. “El teatro es muy fuerte, resiste, sobrevive a todo, a las guerras, a las censuras, a la falta de dinero…De hecho, el teatro renace cada día de sus cenizas…” Esta imagen del fuego ha sido utilizada  para referirse a términos teatrales, Eugenio Barba comenta que: “Hablando de teatro… la realidad del fuego regresa…. el fuego de la actuación, el público que se enardece, el ardor de las pasiones y de los aplausos”.

Además de charlas, puestas, talleres, festivales y una inmensa variedad de actividades que se realizan a nivel mundial a esta celebración, existen gobiernos que adhieren su participación a esta fecha, pronunciando compromisos tangibles para acrecentar esta disciplina, pues parte del objetivo de esta celebración es la promoción a gran escala de la disciplina escénica.

Huppert  hizo también un llamado que bien puede extenderse a cada dependencia a cargo de este rubro: “sugeriría a aquellos que pretenden gobernarnos, que estén atentos a los beneficios inimaginables aportados por el teatro…”. Ojalá pronto sea retomado el festival de teatro del siglo de oro en esta ciudad de Chihuahua, pues como menciona la vocera del día mundial del teatro de este año: “El teatro para mí es el otro, el diálogo, la ausencia de odio. La amistad entre los pueblos”.

viernes, 3 de marzo de 2017

Samy Blanco: Arte y diseño



Diseño: Samy Blanco
La creciente frecuencia de actividades artísticas constituye uno de los factores primordiales que generan el despunte de creadores locales que buscan especializarse en su quehacer en el ámbito en que se desarrollan.  

Uno de estos ejemplos es Samuel Blanco. Oriundo de Cuauhtémoc, Chihuahua (1982), inició su aprendizaje de forma cotidiana en el taller en donde su madre elaboraba disfraces. Lo que más le atraía en ese entonces era “el poder crear algo… la combinación de texturas y colores”. Imaginar una pieza y pensar en el proceso creativo que lleva al resultado de esa creación fué lo que desperto su deseo de ser diseñador.

 Exploró diversas disiplinas como el dibujo, la pintura y escultura,  experiencia que recomienda, ya que lo llevó a ser un creador mucho más completo y versátil.




Samuel Blanco se define a sí mismo como un artista, admirador de los diseños que “más que hacer ropa, - crean - arte en cada una de sus piezas”. Sería en 2015 cuando decide inscribirse en el certamen Elle México Diseña, siendo uno de los seleccionados para audicionar en la región noroeste. Esta breve participación reforzaría su propia imagen como un diseñador con innovadoras propuestas.

Samy Blanco
Con el naranja como su color favorito además de una diversidad de materiales y texturas a elegir según la pieza a elaborar, continuará ejecutando piezas para certámenes de belleza, grabaciones y publicaciones diversas.  El portafolio de Blanco cuenta con imágenes de fotógrafos y modelos internacionales y varios de sus diseños han sido publicados en afamados medios, como la revista italiana Vogue, en su versión digital.

Sobre las circunstancias de carencia de apoyos hacia los artistas en formación por parte de las instituciones, considera que los tropiezos constituyen lecciones de las que se puede “aprender bien de ellas para que en verdad te sirvan para ascender” y aconseja a quienes desean dedicarse al arte el  “hacer las cosas con mucha pasión”.