viernes, 12 de agosto de 2016

El drama de Bernarda Alba


La casa de Bernarda Alba, dir. Mario Humberto Chávez


Subtitulada “drama de mujeres en los pueblos de España”, la obra de teatro escrita por García Lorca poco antes de su muerte, narra la historia de una mujer que tras la muerte de su marido, impone un riguroso luto a sus cinco hijas. “La casa de Bernarda Alba” sería escrita en Madrid en 1936 e impedida de ser representada por la por la guerra Civil Española. Nueve años más tarde fue estrenada en Buenos Aires. Se trata de una obra en tres actos enmarcada dentro del llamado teatro renovador, del que tanto Federico García Lorca como su contemporáneo  Rafael Valle Inclán destacan como exponentes. Los críticos han agrupado esta obra junto con “Yerma” (1934) y “Bodas de sangre” (1933) en las tragedias rurales o trilogía lorquiana.

Ha sido representa en incontables ocasiones; adaptada a televisión; convertida en guión cinematográfico; inspirado la creación de un espectáculo de ballet y un musical e incluso considerada para representación por Bertol Bretch. Tal como se detalla en “Crónicas de Brecht”, la publicación  neoyorkina de Klaus Wölke refiere el intento de Bretch por incluir una obra de Lorca, en el repertorio del Berliner Ensemble, hacia el año 1949. Al respecto Issac Rubio comentará que “conociendo la teoría y la practica teatrales de Bretch cabe dudar de que la elección pudiera recaer sobre cualquiera de las piezas anteriores a La casa de Bernarda Alba”

Será el mismo Lorca quien hablaría con el escritor chileno Carlos Morla Lynch sobre su última obra: “En la casa vecina y colindante a la nuestra vivía ´doña Bernarda´ una viuda de muchos años que ejercía una inexorable y tiránica vigilancia sobre sus hijas solteras. Prisionera privada de todo albedrío jamás  hable con ellas, pero las veía pasar como sombras, siempre silenciosas y siempre vestidas de negro… había en el confín del patio un pozo medianero, sin agua, y a el descendía para espiar a esa familia extraña cuyas actitudes  enigmáticas me intrigaban. Y pude observarla… Y así nació la casa de Bernarda Alba, en que las secuestradas son andaluzas…”.

Puesta en  la Quinta Gameros, UACH
Al parecer la familia Alba se sintió bastante incomoda de que parte de sus experiencias fueran recogidas en una obra y no fué sino hasta 1996 cuando el poblado que Lorca describiese como fuente de inspiración para el afamado texto, viera por vez primera la puesta en escena.  Dos años más tarde las viejas rencillas familiares terminaron para dar paso a la casa museo Federico García Lorca, en Valderrubio, - hoy Granada -. Podría decirse que gran parte del éxito de la acogida de este texto radica en el  intento evidente del autor por lograr un teatro más realista, por lo que en el año ´35 expresase en una entrevista que: “Cada teatro seguirá siendo teatro andando al ritmo de la época, recogiendo las emociones, los dolores, las luchas, los dramas de esa época…”