sábado, 20 de febrero de 2016

Nadie es profeta en su tierra: Entrevista a Gilberto Barraza – 1a parte –


Nadie es profeta en su tierra

Entrevista a Gilberto Barraza – primera parte –





LD: Cuéntanos sobre tu participación en En la estancia
GB: En realidad no es un documental del todo, se podría decir un falso documental o una película no convencional…surgió del interés del director por hacer un documental sobre pueblos mineros abandonados en México. Carlos - el director - ya había escuchado sobre un pueblo donde solo habían permanecido un viejo y su hijo. Así que un día toma su cámara y sale en busca de ese lugar. Jamás lo encontró, pero el viaje que realizo le dio mucho tiempo de reflexión y así se dio cuenta que ya había construido una historia.
LD: ¿Tuviste contacto con González Iñárritu, durante la grabación?
GB: Alejandro G. Iñárritu viene siendo como un mentor para el director Carlos Armella, y el padrino de la película En la estancia. Iñárritu solo tuvo contacto con Carlos, pero en el 2001 tuve la oportunidad de trabajar en un proyecto con él. - Iñárritu- Es un director que te da una mucha confianza y no es nada cerrado a lo que propongas como actor, siempre y cuando sea lo que plantea en la historia que quiere contar.
LD: Este trabajo te dió un premio como mejor actor en Gramado
GB: Ser uno de los personajes centrales en esta historia fue un regalo, para mi trabajar con Don Jesús, fue muy entrañable.
Imagínate: teatro lleno, rodeado de gente... Ser galardonado con el KIKITO, es algo que no crees. Nadie es profeta en su tierra, pero si te duele que en otro país te reconozcan…necesitamos ser más solidarios con nuestra gente.
LD: ¿Crees que hace falta apoyo para la cultura?
GB: Hacen falta apoyos para la cultura en general y en todo el país… Esto siempre ha sido un problema, los apoyos que se otorgan para la cultura en sus diferentes ramas artísticas nunca han sido suficientes. La vida de un actor de teatro es muy precaria…los artistas batallamos por falta de presupuesto. ¿De qué sirve tener talento si las instituciones no te voltean a ver? El dinero que se destina a la cultura en su mayoría se va en la burocracia.
El problema para mi tiene que ver con tomar conciencia desde las bases, desde lo que se les enseña a nuestros hijos en las escuelas, creo que ahí es donde se tendría que poner atención, en la  educación, para que el niño tenga una mejor visión de lo que es el arte.
LD: Has trabajado con personalidades de teatro y cine –Ripstein, Brad Pitt, Julia Roberts, Tavira – y aún eres muy sencillo ¿cómo haces para no perder el piso?

GB: Gracias por tus palabras hacia mi persona y como me percibes.... (Risas) los medios se encargan de crear ídolos…Si reconozco que te sientes orgulloso de conocerlos, me deja un gran aprendizaje. Soy un ser humano igual que todos, no tengo porque perder el piso… al acabar cada llamado o función soy el mismo Gilberto Barraza.

miércoles, 10 de febrero de 2016

El taller del orfebre

El taller del orfebre



1956 fue el año que vio nacer El taller del orfebre, uno de los textos teatrales escrito por Karol Wojtyla, mejor conocido como Juan Pablo II. Al igual que el resto de sus escritos pre-pontificales este es también un reflejo de su madurez espiritual.  Subtitulado: “Meditación sobre el sacramento del matrimonio expresada a veces en forma de drama”, el texto fue publicado por la revista polaca Znak en 1960 en su natal Cracovia. Se editó por primera vez en ese mismo año en Varsovia y posteriormente en España en 1980, tras la elección al papado de su autor.

Tomando como trama el amor y la vida matrimonial, la historia de tres parejas sirve como base para desarrollo de la trama: unos jóvenes recién comprometidos a casarse; los cónyuges que llevan su relación con dificultades; y los hijos de estos, quienes descubren la huella de las relaciones de sus padres en su propia visión del amor.  

Es a través de los soliloquios de sus  personajes, como esta obra llena de simbolismo, plantea el misterio de la existencia humana. Se trata de una creación narrativa que resalta el valor de la palabra como medio de expresión, -- teatro del interior -, donde el tema de la existencia del hombre, su lugar en el mundo, su relación con dios y los seres humanos son resaltados.

La experiencia de Wojtyla con el teatro de la palabra y el teatro del misterio –representaciones sacras –  es palpable al utilizar estas prácticas desarrolladas en el contexto teatral europeo, para describir una temática referida a problemas asociados con sus tareas pastorales. La introducción de un coro y del orfebre, un personaje que hace las veces de  un narrador omnipresente, reflejan el amplio valor histórico de este estilo, heredero del teatro celebrado en Grecia.

Esta obra cuenta con un lenguaje sumamente poético. Ha sido adaptada en numerosas ocasiones, incluyendo musicales, versiones radiofónicas y una película, dirigida por Michael Anderson, en 1989. La adaptación de esta obra en México abarco 500 representaciones de 2008 a 2012, recibiendo el premio Palmas de Oro.
Reconocimiento Palmas de Oro.
Representación en México
El joven Wojtyla




martes, 2 de febrero de 2016

Y la mujer tuvo voz...


Y la mujer tuvo voz...






     El estudio de la voz y de la voz del artista escénico, es relativamente nuevo en comparación con otras de sus áreas. Pareciese que durante mucho tiempo el entrenamiento actoral ha estado apoyado en prácticas dirigidas a la voz cantada en vez de a la voz como herramienta de la palabra.

     Publicaciones de una serie de artículos sobre prácticas vocales contemporáneas utilizadas en los espectáculos escénicos, ofrecen un panorama detallado de diversos métodos vocales que, salvo algunas excepciones, han sido diseñados por mujeres. ¿Está el

desarrollo de estos ejercicios de la voz estrechamente relacionado con la participación cada vez más activa de las mujeres en la sociedad?

Kristin Linklater

     Para dar respuesta podríamos apuntar a los diversos artículos médicos que señalan diferencias visibles en las cortezas cerebrales masculina y femenina, puntualizando en lo femenino una mayor capacidad de observar para acreditar a las autoras referidas. Lo cierto es que estas prácticas vocales han sido creadas a través de una detallada observación y experimentación de mujeres que se desenvuelven en las artes escénicas

     Las diferentes prácticas de entrenamiento vocal buscan estrategias para brindar herramientas a los actores para interpretar con verdad. La respiración y el pensamiento son esenciales para lograr esa calidad interpretativa. Enseñanzas para el uso de la voz de Berry, Fitzmaurice, Rodenburg, Feindel y Linklater, por mencionar algunas, subrayan la importancia de la observación detallada del  propio entrenamiento del actor en su proceso creativo. La innovación de estas mujeres radica en su habilidad para percibir a la voz no de manera aislada, sino como resultado de una práctica integral del actor.

Mtra. Luisa Huertas, fundadora de Ceuvoz
     También en México, la enseñanza de la voz ha ganado territorio, con mujeres que se han destacado  en el trabajo vocal. El centro de estudios para el uso de la voz, creado por la ganadora del Ariel, Luisa Huertas, brinda herramientas vocales, que hasta hace algunos años, eran prácticamente inaccesibles para la mayoría de los actores.  “Mi voz es como un brazo de mi imaginación”, menciona Indira Pensado, - discípula de Kozana Lucca -, quien también imparte  lecciones en este centro. 

     El entrenamiento vocal es una herramienta sumamente útil para los artistas de la escena en la que los actores re aprenden a observar sus propias respuestas. Bajo la guìa de mujeres que han desarrollado su propio método de enseñanza vocal, las prácticas vocales toman fuerza resonando con mayor amplitud.  Son la consciencia de estar y la conexión mente-cuerpo las que dan paso a la voz hablada. Lo que con probabilidad Huertas llamaría “la sabiduría de la voz diciente”.


Indira Pensado


La voz no está aislada en estas series de prácticas; el acercamiento a cada una de las técnicas vocales presenta niveles de conexión vocal y corporal. Los actores son estimulados a observar el espacio y al otro. Observar no es nuevo. Cuando Brecht desarrollaba su proceso recomendaba fervientemente observar, pero realmente observar. Como estas mujeres tejedoras de métodos vocales, nosotros también podemos involucrarnos en aprender y redescubrir en eventos cotidianos con tan solo observar.

La voz no está aislada en estas series de prácticas; el acerca
miento a
cada una de las técnicas vocales presenta niveles de con
exión vocal y
corporal. Los actores son estimulados a observar el espac
io y al otro.
Observar no es nuevo. Cuando Brecht desarrollaba su proc
eso recomendaba
fervientemente observar, pero realmente observar. Como estas muje
res
tejedoras de métodos vocales, nosotros también podemos i
nvolucrarnos en
aprender y redescubrir en eventos cotidianos con tan solo observ
ar.